Fondo Santa Eulalia

Moda tendencias y estilo en Barcelona – Blog Santa Eulalia

GARRY WINOGRAND: Las mujeres son hermosas

Durante los años sesenta, se da un cambio de actitud entre las mujeres, basado en un profundo ejercicio de libertad interior y exterior. El objetivo fotográfico de Garry Winogrand recoge como nadie esta transformación social y, durante toda una década, construye un documento único, inédito que inmortaliza para la historia de la fotografía este enérgico cambio. El llamado “príncipe de las calles” se ganó el título, gracias a su recorrido exhaustivo para recoger las actitudes de las mujeres en su vida diaria. Las actitudes de esas mujeres devinieron formas.

Garry Winogrand no sigue la corrección de la composición. El fotógrafo desobedece una y otra vez las enseñanzas básicas acerca de la pretendida “apariencia formal de una obra de arte” y se convierte en el maestro del momento. Por tantas razones, Winogrand se considera un heredero prójimo del impacto estético de Robert Frank. Esta premeditada pérdida del equilibrio la fundamenta Robert Frank en sus célebres palabras: “cuan pequeña puede parece cualquier cosa en una fotografía y aún así ser lo más importante”. Este metafórico marco no es más que una experiencia desordenada de la propia realidad. En síntesis, Winogrand capta con su cámara todos los detalles que forman y dan sentido natural a la representación. La ciudad es el escenario preferido de Winogrand. En ella, con sus edificios, sus aceras, semáforos y gentes, se testan los límites de la escala humana.

Women are beautiful aparece en 1975. Hasta esa fecha, el empeño de Winogrand pasaba por fotografiar a mujeres en cualquier parte: en las piscinas, en las cafeterías, en las fiestas de sociedad y sobre todo, en las calles de Nueva York. Huyendo del posado desnudo o el retrato de estudio, Winogrand explora la manera en que las mujeres expresan su sexualidad a través de sus vestidos, peinados, sus ademanes, risas o susurros. Una de las imágenes más famosas representa a una mujer en medio de una hilarante carcajada, con un cono de helado, frente a un escaparate con un busto de maniquí que recuerda a los que retrató Atget a principios del siglo XX.

Sobre Winogrand, han escrito que “su gusto por la vida [es] más fuerte que su interés por el arte y le hace confrontarse a través de sus imágenes con las comedia de nuestro tiempo.” No se perfila simplemente como un ensayo superficial de los nuevos tipos de belleza; es un reflejo social de la contracultura, de las manifestaciones a favor de la libertad femenina. No obstante, es innegable su carácter estético provocado gracias a bellas mujeres desacomplejadas, seguras de sus formas, consecuentes de la nueva etapa del esplendor americano.

Garry Winogrand está presente en todas las colecciones de los grandes museos: del MOMA a la Tate o al Pompidou.

Al estilo sesgado y frío de Winogrand, se le asocia con el expresionismo abstracto, y sus cortantes diagonales son análogas a los brochazos de la pintura de esos años.

Winogrand atrapa la vida y sus devenires, y goza con lo que retrata, con sus imágenes. Sus mujeres son vitalistas, seguras, felices, sin complejos, mujeres que van a su aire y esa libertad las hace más encantadoras. Es el momento en el que las mujeres se rebelan contra la dictadura del “qué dirán”

Si Robert Frank fue el fotógrafo fundamental de los 50, Garry Winogrand es uno de los más grandes de los años 60, y el artista de su época.

Fundación Foto Colectania

Julián Romea 6, D2

08006 Barcelona

Del 24 de febrero al 4 de junio de 2011

Horario:

De lunes a sábado de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.30

Domingos y festivos cerrado

Más información: http://www.colectania.es/index.php?i=1&p=2

Share

Comentarios

  1. Coral / 3 June 2011

    Excelente post! sus fotos son increibles… viva las mujeres!
    http://www.coralgarrett.net

  2. Laura Hueto Puig / 4 June 2011

    Unes fotos impressionants…

Añadir comentario