Fondo Santa Eulalia

Moda tendencias y estilo en Barcelona – Blog Santa Eulalia

Luis Sans entrevista a Alber Elbaz, Director Artístico de Lanvin

Albert Elbaz es el nombre que se esconde detrás de la nueva cara de Lanvin, la firma de moda más antigua del mundo fundada en 1909. El diseñador, de 47 años, nació en Marruecos, creció en Israel, se dejó la piel en Nueva York trabajando como asistente de Goeffrey Beene y aprendió trabajando durante un tiempo con Yves Saint Laurent, antes de tomar las riendas de la casi olvidada marca para relanzarla de nuevo.

Su economía en el corte y siluetas, su simplicidad de líneas y su generosidad en formas y tamaños, que son llevables en innumerables ocasiones, son lo que le diferencia y le hace único, genuino en su estilo basado en el impacto y la sorpresa. Un estilo simple, femenino y elegante, alabado alrededor del mundo, y que nunca pasará de moda.

¿Qué debería ofrecer a la sociedad la moda actual?

Para mí, el objetivo de la moda no es sólo vestir a alguien, sino aportar felicidad a la persona. ¿Qué sueles hacer cuándo estás deprimido?  Vas a comprar. Es verdad que no siempre es fácil satisfacer tus deseos en estos tiempos difíciles, pero la moda nos ayuda a manifestarlos. ¡Lo que necesitamos son  cosas bellas! Y además, creo que deberíamos recuperar la esencia de las cosas que tenían un punto de vista muy claro y que conseguían llegar a la fibra sensible de la gente, ya que la moda tiene que ver con eso.

 

 

¿En tu opinión, modernidad es sinónimo de ruptura o de evolución?

Sólo tengo una definición para el término modernidad: emocional. Por ejemplo, hoy me gustaría tener una cena que me emocione y en la que no tenga acabar hablando sobre el tiempo, ya sé como van a ser los próximos 10 días, para algo tenemos Internet.  Tampoco quiero ir al cine y ver a gente saltando, que para eso ya están los Juegos Olímpicos, no quiero nada de todo eso, lo que yo quiero es llorar y reír. Con la ropa es lo mismo, todo gira alrededor de las emociones.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración a la hora de diseñar?

Comienzo cada colección con una hoja en blanco, ésta es la parte de todo el proceso de trabajo que más miedo me da.

Necesito una historia, un sueño, para poder empezar a llenar las páginas con mujeres que conozco y mujeres que quiero conocer. La moda se basa en el proceso de trabajo y surge cuando dejas volar la libertad creativa y experimentas con nuevas ideas y nuevas técnicas sin miedo a cometer errores.

Siempre he odiado la pregunta “¿Qué es la inspiración?” porque es muy difícil poder dar una respuesta a ella. Lo único que sé es que la inspiración es la herramienta del diseñador, la usamos como punto de partida. Por otra parte, me parece fascinante cuando no ves de dónde te ha venido la inspiración, en esos casos siempre digo que soy como un policía en la escena del crimen intentado destapar la evidencia.

¿Hay alguna fórmula para prever cuando una colección va a ser exitosa?

Ojalá tuviese una fórmula, pero no la tengo. Cada nueva colección, cada nueva temporada es como si fuera la primera. Es una de las cosas que, simplemente, haces. Creo que las mujeres que llevan nuestra ropa primero se sienten hermosas y luego se sienten confortables; una vez una mujer me dijo que se enamoraba cada vez que vestía Lanvin, así que quizá lo que ellas quieren es estar enamoradas… Por último, nuestra ropa no eclipsa la cara de las mujeres, cuando la llevan puesta  sigues viendo la cara de la mujer y no sólo la ropa que está llevando.

¿Cuando empezaste a trabajar en Maison Lanvin, tuviste libertad para diseñar sus colecciones o tuviste que seguir ciertas normas para mantener el ADN de Lanvin?

Los códigos de Lanvin son extremadamente femeninos, pero nosotros no protegemos la tradición sino la herencia, y yo estoy encantado de disfrutar de la herencia de Maison Lanvin. Cuando llegué, rápidamente aproveche la esencia de las colecciones creadas por Jeanne Lanvin, sobretodo el deseo, que es lo que yo quería para mis colecciones, y partir de allí continua la historia. Un diseñador de moda tiene que hacer soñar a la gente y eso es lo más difícil. Diría que mi trabajo en Lanvin es una evolución, no una revolución.

¿En tu opinión, quién es el diseñador más influyente del siglo XX, a parte de Jeanne Lanvin?

Cuando empecé con Lanvin, traté situar la firma en la línea de cuatro o cinco diseñadores a la vez:  Madeleine Vionnet, Madam Grès, Elsa Schiaparelli, Coco Chanel… Vionnet, esa fue la unión. Madame Grès, por su técnica; Schiaparelli, por su colaboración con artistas; y Coco Chanel por inventar el marketing con un gran talento. El logo de Jeanne Lanvin nos lo dice todo, representa a Jeanne con su hija, lo cual envuelve de feminidad a toda la historia, además de aportar emocionalidad y el sello de las relaciones familiares.

¿Qué influencia tienen los blog y las redes sociales en la difusión de noticias y tendencias?

Tengo que decirlo, adoro a los bloggers. Y no lo estoy diciendo porque esté intentando sobornarles. Cada mañana me levanto y miro los blogs. Creo que es algo muy inocente, algo muy honesto. Puedes decir, OK, no tienen suficiente experiencia para ver las cosas como son. Pero son otro mediador, tienen su propia opinión y es interesante ver lo políticamente incorrectos que son. Está claro que cuando dicen, “Oh Dios mío, lo adoro” soy extremadamente feliz, y por el contrario, cuando dicen, “Oh Dios mío, vaya mierda”, lo odio…

Vivimos en una sociedad instantánea, así que todo tiene que ser rápido y todo tiene que ser grande y todo tiene que ser ya.  Creo que todo eso es también un reflejo de la sociedad, por lo tanto no es algo que podamos mirar de lejos y luego juzgar y sentenciar: pienso que es correcto o incorrecto. Es el reflejo, el espejo de nuestra sociedad, y lo mismo se aplica a lo que estamos haciendo.

¿Crees en la venta de productos de lujos por Internet?

¡Claro que creo en ello! Y por eso vamos a lanzar una boutique on-line en USA para el septiembre de 2010…

París, Milán, Nueva York ¿en cuál de estas tres ciudades crees que la gente es más “fashion”?

No hay sólo un tipo de persona para la que yo esté diseñando. Quiero evocar sensaciones y belleza y estoy intentando introducir esa belleza dentro del estilo de vida moderno; para ello le estoy aportando comodidad ya que no puedes pasar sin el factor comodidad hoy en día. No creo en la frase “mercados diferentes”, yo visto a mujeres y trabajo para mujeres, todo tipo de mujeres, rubias, morenas, blancas o negras, jóvenes o mayores, delgadas o gordas. Es un acercamiento universal. Y todas esas mujeres alrededor del mundo me envían cartas que conservo. Se podría decir que puedes contar la historia de mi vida y mi trabajo a través de esas cartas.

¿Qué otras disciplinas te interesan?

Soy como una esponja, todo me inspira, pero sobretodo es la gente la que me inspira.

¿Cuando te vistes, le das mucha importancia a los accesorios?

Como sabes, no trabajo a comisión, yo sólo quiero hacer más feliz y hermosa a la gente, ese es mi objetivo. Adoro los accesorios. Pongo la misma pasión y atención en el diseño de bolsas, zapatos, joyería, etc. que cuando creo nuestra línea prêt-à-porter. Estoy muy orgulloso de nuestro departamento de accesorios porque crece cada temporada.

¿Puedes hacernos un pequeño avance sobre las tendencias de la próxima temporada?

¡Soy muy supersticioso! ¡Tendrás que esperar a verlo tú mismo!

 

 

 

 

 

Share

Comentarios

  1. Eloy / 7 September 2010

    Muy interesante la entrevista y muy buena la foto!

Añadir comentario