Fondo Santa Eulalia

Moda tendencias y estilo en Barcelona – Blog Santa Eulalia

Luis Sans entrevista al artesano de los zapatos, Pierre Corthay

Sólo tenía 28 años, cuando Pierre Corthay abrió su propio taller de zapatos. Su primer encargo le llegó rápidamente: 150 pares a medida para el Sultán de Brunei. En 1995, su hermano se enzarzó en la aventura zapatera de Corthay. Esta unión culminaría con el lanzamiento de su colección prêt-à-porter. La primera de muchas.
Desde entonces hasta hoy, el  “made in Corthay” se ha convertido en sinónimo de éxito. ¿La clave? Zapatos artesanos de calidad única. Por eso, no es de extrañar que en 2008 Pierre recibiese el máximo galardón del Ministerio de Cultura francés y que tenga el reconocimiento como Maîtres d’art, por la excelencia en su trabajo.

Luis Sans entrevista a Pierre Corthay, quien nos explica, entre otras muchas cosas, que ahora se inspira en el espíritu nómada del hombre del nuevo milenio.

¿Cómo empezó tu pasión por el calzado de lujo hecho a medida?
Mi pasión por el cuero empezó muy temprano, a los 9 años. Descubrí ese material gracias a un familiar escultor y solía utilizarlo para realizar sus obras.
En aquel momento empecé a hacer pequeños objetos como brazaletes, cinturones, bolsos pequeños, entre otros.  Poco a poco esa actividad se convirtió en un hobby.
Mi pasión por los zapatos empezó cuando, a los 16 años, busqué un sitio para formarme. Encontré el instituto de los compagnons du devoir y descubrí el oficio de zapatero a medida. Fue amor a primera vista, “un flechazo”. Este oficio saciaba todos los intereses que ese material despertaba en mí.
Lo que me sedujo fue la variedad de las materias y la complejidad de los campos de aplicación. Y sobre todo, la riqueza de la relación con el cliente, que se entabla a medida que va pasando el tiempo, aunque ese aspecto, obviamente,  uno lo vaya descubriendo posteriormente.

¿Qué debería aportar la moda a nuestra sociedad hoy en día?
Consideremos la moda como un espejo de una sociedad que ofrece múltiples alternativas y una gran influencia multicultural.
Actualmente la moda es más diversa que en ningún otro momento de la historia, refleja la complejidad y la variedad de nuestra sociedad, de hecho, debido a los nuevos medios, hay una apropiación del acto creativo que se ha individualizado considerablemente. La moda se convierte en un elemento que nos permite expresar nuestro propio territorio estilístico.

¿Bajo tu punto de vista, modernidad es sinónimo de ruptura o de evolución?
Para mí la modernidad es el mejor sinónimo de lo que tiene que ser “exacto, proporción, momento de la existencia”, etc. La modernidad no rompe nada, es la expresión exacta de lo que está en el timing, de lo que tiene que ser hoy.

En tu opinión, ¿quiénes forman parte de la intelligentsia del fashion system actualmente?
l’intelligentsia de la mode: Maison Martin Margiella, Yohji Yamamoto, Comme des garçons y Dries Van Noten.

¿Qué papel crees que desempeñan los blogs y las redes sociales en la difusión de los mensajes de la moda y de las tendencias?
Es evidente que el papel de las redes sociales permite acceder a un mayor público; se puede acceder a una infinidad de personas interesadas en moda y tendencias, mientras que antes esa información estaba reservada para y por los profesionales.
Además debo añadir que me gusta mucho cuando un blog está hecho con talento, porque es una democratización de la palabra y a su vez es un procedimiento que educa a las personas y por ello las hace más exigentes.

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?
Mis fuentes de inspiración son múltiples. En primer lugar, miro mucha a la gente en la calle. Me gusta observar su manera de andar, de pararse, el porte que tienen… Suelo decir que cuando se calza a alguien, se calza sobre todo a un «personaje», un carácter.
De los dos años de clases de teatro que cursé, me quedó esa pasión por mirar a través de alguien y ver su dimensión ficcional y su facilidad en crear su propio universo.
A ello se suma mi pasión por los vehículos de todo tipo, barcos, coches, motos, aviones, trenes, todo lo que nos permite desplazarnos. Los zapatos son, en cierta medida, el vehículo que nuestro cuerpo usa para desplazarse. Siempre tiendo a comparar la forma de la punta del zapato con la carrocería de ese vehículo, es por este motivo que tiene que tener fluidez, ya que avanza como un vehículo.
Para terminar, el lugar que ocupan el arte y la pintura en particular es fundamental. Me apasiona el arte abstracto  y el trabajo con los colores.

¿Cuál es la pieza clave en el armario de un hombre?
Los elementos fundamentales de cualquier armario son un jean (de cualquier marca) una camisa blanca, camisetas de distintos colores, un pulóver cuello de tortuga negro y sobretodo… imaginación.

¿Hay alguna fórmula para prever cuando una colección va a ser exitosa?
Para crear una colección “perfecta”, desgraciadamente no existen recetas, es un encuentro entre el público y el objeto.

¿Qué otras disciplinas te interesan?
Mis dos pasiones fuera de mi oficio son la pintura y la música, dos actividades que practico con cierta frecuencia.

¿Puedes hacernos un pequeño avance sobre las tendencias de la próxima temporada?
Las temporadas clásicas de la moda no rigen nuestra disciplina.
En este momento me inspira la idea de que somos cada vez más nómadas y que al fin y al cabo existen pocas propuestas elegantes ideales para esta mentalidad. Estoy intentando encontrar productos adecuados  para  viajar ya que lo imprescindible en esos momentos es sentirse totalmente cómodo, sin dejar por ello de ser elegante.

Share

Añadir comentario