Fondo Santa Eulalia

Moda tendencias y estilo en Barcelona – Blog Santa Eulalia

Marc Jacobs… sol y playa en Saint Tropez

Marc Jacobs, el diseñador más influyente en el mundo de la moda, según la revista Times, se ha sumergido en las cálidas aguas de Saint Tropez. De allí ha captado el glamour vivido en la década de los  70, en el que  divas como Jerry Hall, paseaban su tórrido romance  con Mick Jagger. Como bien se sabe, Jacobs no sólo se nutre de una sola idea a la hora de crear. Una sola ciudad, un solo ambiente  no es suficiente para el artista,  por lo que no sólo se ha inspirado esta vez en la idolatrada costa francesa. Un guiño a la cultura nipona convive con el hedonismo setentero de los trabajos del llorado Yves Saint Laurent que se respiraba en el sur de Francia.

Vaporosos vestidos en varios prints, pantalones acampanados  y una nueva propuesta: el hotpant, han convivido sin arañarse con el resto de las prendas.  Se podría decir que las divas de los locos 70  han quedado expuestas una vez más por la aguja del creador en una colección repleta de ideas.

El diseñador americano es un amante de los riesgos, algo que es más que palpable por lo que mezcla estilos sin pudor. La cultura  nipona reaparece en los abrigos,  que recuerdan livianamente al kimono, y detalles como los cinturones o zapatos de grandes plataformas nos trasladan a una solemne ceremonia en una pagoda del Japón. Divertidas sandalias  de tacón chunky  con serpientes que se enroscan por el tobillo le dan ese toque misterioso que ha gustado al diseñador.

Y para vestirse de la cabeza a los pies, los originales detalles XXL en forma de magnolias, orquídeas o nenúfares adornan gigantes pamelas de rafia  o brillantes y onduladas cabelleras.  Cinturones de clara inspiración obi se ajustan a monos de escotes vertiginosos y pantalones de cinturas altísimas. Una colección repleta de matices. Pero la nota dominante por la que se ha regido Jacobs ha sido el color. Desde el blanco, fucsia, corales, malvas y granates  van acariciando los estampados geométricos que conviven en armonía con el aire setentero que se respiraba en la sensual colección.

Share

Añadir comentario