Fondo Santa Eulalia

Moda tendencias y estilo en Barcelona – Blog Santa Eulalia

Sir Elton John: Coleccionista de fotografía de moda

Elton John compra fotografía todas las semanas. Parece que por alguna razón ha cambiado una vida de adicción por otra más sana de coleccionar fotografía. Se ha rodeado de buenos asesores, compra siempre en las mismas galerías, y vive con sus fotografías. En su casa de Atlanta puede haber cerca de novecientas imágenes en las paredes. Las demás han empezado a llenar sus otras casas. Es un coleccionista que no sabe guardar en depósitos, necesita tocar, ver, mirar de nuevo sus obras. Dice  que le gusta pasear por su casa encendiendo velas, y dejando que las obras le hablen. Compra fotografía para sí, y para regalar. También encarga y produce obras. A Sam Taylor Wood, le pidió algo erótico, y ella realizó un tríptico Love, Lust, Desire que ahora da la bienvenida a quien entre en la biblioteca de su casa de Londres.

Pero hagamos memoria: Estamos en 1991, y una estrella del rock´n roll acaba de salir de un gran tratamiento de desintoxicación. Se encuentra en casa de unos amigos en Francia, y David Fahey (galerista y amigo) abre un portafolio del que salen imágenes de Horst, Irving Penn y Herb Ritts. La estrella del rock´n roll automáticamente compra doce. Las mete en su maleta. Llega a su nueva casa de Atlanta y mira sus paredes y sus recién adquiridas fotografías. Se pregunta ¿y ahora qué?

La vida de Sir Elton John tiene un punto de giro en 1990, cuando comienza ese tratamiento de desintoxicación, y tras el cual aparece la fotografía. Antes de entrar en el programa, en el 89, vende muchas de sus posesiones en cuatro fabulosas sesiones en Sotheby´s. Entre los objetos hay discos, singles, libros, revistas, esculturas y bronces…el coleccionista sólo se quedó con lo que denominaba sus clásicos. Una vez ha limpiado su casa, desaparece un año para realizar la cura de desintoxicación. Cuando vuelve al mundo real, aunque suene a tópico, todo es diferente. Más solo quizás. Y justo en ese momento introvertido de silencio, se tropieza con una carpeta de Horst, Penn, y Avedon que le es inevitable adquirir. Las fotografías le llaman, él responde, y desde ese día, continúan dialogando arte y artista. Una adicción que cura. La belleza tranquiliza.

Elton John cree en la asistencia de profesionales en su colección, pero colecciona lo que le atrae. Asocia la fotografía con una nueva vida, y disfruta con ella. Su colección habla de su vida, sus ganas, su pasión, su sexualidad. Disfruta de la imagen. Ha tenido entre sus obras Identical Twins de Arbus en formato postal (la invitación que envió la fotógrafa a Walker Evans para que fuera a la exposición) o  Glass tears de Man Ray, un icono de la historia de la fotografía. Antes de que decidiera que sus imágenes podían ocupar también sus otras residencias, hubo un momento en que por motivos de espacio en las paredes de Atlanta comenzó a comprar sólo imágenes pequeñas. Al coleccionista no le sobra espacio, siempre le falta tiempo, y su ávida curiosidad le guía.

Share

Comentarios

  1. Inma / 17 July 2011

    Que bonita historia

Añadir comentario