TRAJES DE HOMBRE / ÚLTIMAS TENDENCIAS / FEBRERO

Un traje de hombre de buen corte y tejido no es suficiente para ir bien vestido. Hay ciertas reglas que potenciarán tu imagen. Te las contamos.

A pesar de que un traje dos piezas de hombre es una prenda muy elegante y favorece a cualquiera, los detalles, como todo en esta vida, son esenciales para que nos ayuden a lucir la mejor imagen. Conocer ciertas reglas o consejos a la hora de vestirnos nos dará seguridad y nos ayudará a potenciar nuestro estilo personal.

Hoy en día el traje se puede utilizar en cualquier ocasión; simplemente tienes que adaptarlo a tu estilo y vida para sentirte cómodo. En el despacho, para acudir a reuniones o congresos o para actividades de ocio o más informales, un buen traje adaptado a tus gustos y preferencias es siempre una buena elección.

Te presentamos 6 consejos para vestir de traje 

Coordina los colores de tu traje y complementos

Existen varios tips para impulsar tu look y verte más favorecido y elegante. A la hora de combinar el traje ten en cuenta su color para elegir los complementos que más te favorezcan. La regla general nos indica que si tu traje es oscuro, la corbata, pañuelo y abrigo deben ser claros, y viceversa: si te decantas por tonalidades claras, potencia el resultado con accesorios y abrigo oscuro.

Además, hay otro detalle a tener en cuenta; es preferible no coordinar la corbata con el pañuelo. Si lo que quieres es que ambos complementos luzcan y otorguen elegancia a tu conjunto, deben ser de tonalidades y estampados diferentes.

La corbata

Aunque haya trajes de hombre diseñados para llevarlos sin incluir la corbata, y en ciertos ambientes se considere una buena elección, si prefieres seguir la regla tradicional, debes escoger bien tu corbata.

En general se considera que la corbata ha de ser más oscura que tu camisa. Por otro lado, el ancho de la corbata debe coincidir con el ancho de la solapa; así que si luces un traje de solapas reducidas, tu corbata también será más fina, pero si has escogido un conjunto más tradicional, la corbata tendrá un ancho más estándar.

Si decides lucir un alfiler de corbata, asegúrate siempre que este no sea más ancha que la propia corbata.

Zapatos

Por regla general, los zapatos negros son ideales para casi cualquier color de traje y, también, ocasión. Sobre todo, en actos o actividades de mayor formalidad, o para trajes azul marino, negro, o gris antracita, este color está especialmente recomendado; de igual manera con trajes de estampado raya diplomática. Incluso en determinadas culturas, como la inglesa, se considera, incluso, una exigencia el zapato negro para actos formales como ejercer tu profesión o acudir a un acto de etiqueta.


Sin embargo, el zapato marrón no se debe subestimar, ya que aporta color y marca la diferencia. De hecho, en ocasiones, la elección de calzado marrón, resta seriedad y rigidez al al hecho de lucir un traje de hombre.

En las tonalidades de traje gris y azul que no sean muy oscuras, el marrón siempre será una buena opción. Tenlo en cuenta y elige el que mejor de adapte a tu estilo personal.

¿Debo coordinar el color de mis zapatos con el del cinturón?

Si seguimos la regla tradicional, sí; el color del cinturón será el mismo que el de tu calzado. Si se trata de una ocasión menos formal, puedes, incluso, escoger colores que no sean idénticos (o casi) y variar un poco, pero ciñéndote al cromatismo del calzado.

Tu reloj

Como cualquier otro accesorio, el reloj que luzcas debe ir en concordancia de tu apariencia. Considerando que llevar un traje siempre será más formal que un pantalón de pana o unos jeans, te recomendamos que reserves tu reloj deportivo o tecnológico para el fin de semana u otro momento más relajado.

Si tienes dudas, escoge siempre un reloj clásico; es decir, analógico y de correa de cuero. Tu reloj dice mucho de ti, así que no pases por alto este detalle.

Al sentarte, desabrocha los botones de la americana

Se trata de una norma basada en la comodidad y la elegancia. Siempre que vayas a tomar asiento, asegúrate que desabrochas los botones del blazer. De esta manera, la americana no se arrugará y mantendrás una apariencia siempre cuidada.

A la vez, recuerda dos consejos más: El último botón de la americana, y el chaleco, nunca se abrocha; y si llevas blazer cruzado, tampoco.