FAMOSOS / LIFESTYLE / DICIEMBRE

Marella Agnelli: princesa del estilo

Mujer preparada en los mejores colegios de Suiza, vivió su infancia recorriendo diversos países ya que su padre era diplomático. Su existencia estuvo rodeada de arte y filosofía hedonista. De su madre, una expatriada estadounidense, heredó su pasión por la jardinería, en la que trabajó toda su vida. Los jardines duran más que el amor y que la vida. Una vida llena de glamour, de luces e innumerables sombras con dos hijos rechazando la vida de sus padres, y dedicados a encontrarse en actividades más allá de los negocios.

Tras seguir estudios superiores y terminar con una diplomatura en Suiza, va a estudiar en París, primero a la Académie des Beaux-Arts y luego a otra academia privada. Más tarde entra en Vogue, en aquel momento -como ahora- las chicas de la jet trabajaban en revistas de moda y muchas de ellas tuvieron la suerte de hacerlo bajo la batuta de Vreeland o de Snow, lo que les acercó no solo al estilo sino también a lo diferente.

Truman Capote, que es un fanático de la belleza y el lujo, la convierte en miembro de su elitista colonia de cisnes, todas ellas muy delgadas y mujeres de los hombres más poderosos del mundo. Marella dijo de él “Intimé tanto con Truman porque poseía una cualidad muy especial. Observaba a la gente y veía sus puntos débiles; me sorprendí diciéndole cosas que jamás soñé con contar. Jamás. Creó una especie de intimidad profunda. Muy honda y muy tierna”. Y Truman, que luego la aniquilaría en “Plegarias atendidas”, comparándola con Babe Paley afirmaba con acidez: “Si ambas estuvieran en un mostrador de Tiffany, Marella sería más cara”.

marella-agnelli

Marella poseía la discreción que en su caso iba mucho más allá de la elegancia, y la aristocracia que iba más lejos de sus apellidos, porque estaba en su actitud. Poseía además una curiosidad intelectual de extraordinaria modernidad. Era clásica a fuerza de ser moderna. A menudo, lo que define el estilo de alguien tan inconfundiblemente elegante es la atención aguda a los detalles: las características distintivas que pueden dejar a otros un poco perplejos al principio y, sin embargo, crecen para convertirse en verdadera declaración de estilo.

Suscríbete al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Praesent lectus eros,…