BURBERRY / MODA HOMBRE / AGOSTO

Los contrastes culturales y climáticos británicos, protagonistas de “Tempestad”; la última colección otoño-invierno de Burberry presentada por Riccardo Tisci en la pasada edición de la London Fashion Week.

Es bien sabido que el urban style es la debilidad de Tisci, ya desde su paso por Givenchy. Su punto de vista sobre el estilo de la calle británica se filtra a través de su nostalgia por sus experiencias como estudiante de moda italiana en Central Saint Martins en el apogeo de la música y la cultura de los clubes de los 90. 

Una colección de contrastes

El clima, tanto en los sentidos políticos como ambientales, es un tema candente en estos tiempos tormentosos para el Reino Unido. Sin embargo, el papel de Burberry como marca global es proyectar, de alguna manera, un mensaje positivo en los mercados y las generaciones. La intención de Tisci, dijo, es «incluir, no excluir».

La colección continúa evolucionando en torno a los cuatro personajes que se están convirtiendo en parte integral de esta casa: la niña, el niño, la dama y el caballero. Presentada en cuatro partes, la colección se reveló en un nuevo lugar de exhibición entre dos ambientes de exhibición a medida dentro del Tate Modern Tanks.


Patrones y acentos de color: los protagonistas de la colección para hombre de Burberry

Trenchs de lana a rayas, chalecos acolchados sobre trajes entallados. Trajes de corte inglés, pantalones plisados, prendas de punto de cuello barco reconstruidas y camisas de punto de seda. Zapatos brogue con puntera de goma y botines Chelsea. Así es el armario de otoño invierno para el hombre Burberry.

Sobre base beige, los verdes, rojos, azules y naranjas junto con el negro inyectan el acento de energía en la paleta de colores para el próximo invierno. Mensajes gráficos en clave vintage, las rayas y el monograma propio de la firma, junto con referencias náuticas son los print protagonistas que rompen con el cuadro insignia de la casa. 

Un show donde el Pop resurge de la burguesía clásica

Para reafirmar la libertad, el patriotismo y el libre pensamiento del que Tisci quiere hacerse eco, una bandera de Union Jack ondeando desde la parte trasera de un total look negro -que poco podría identificarse con la imagen clásica de la marca- cerró el desfile de esta temporada. Un momento álgido que puso el broche final a una colección llena de contrastes para un público amplio en cuanto estilos.

Ante una colección tan reivindicativa, desde Santa Eulalia no hemos podido resistir hacer una cuidada selección de la colección de Burberry para un hombre cosmopolita, lleno de contrastes.