Por Claudio Vauban

La bici es una opción saludable y no contaminante de transporte urbano que puede resultar pesada en desplazamientos largos o cuesta arriba. Una eléctrica evita este inconveniente y, según el diseño de la bici y la marca y modelo elegido, puede añadir mucho estilo a tus días.

La bicicleta desapareció prácticamente de las ciudades con el desarrollo industrial y la popularización del automóvil durante la segunda mitad del siglo XX. Esta tendencia se ha invertido en los últimos tiempos. No obstante, el inconveniente de tener que superar una larga distancia o una cuesta invita a seguir circulando en coche. Pero el apoyo de unas baterías de Ion-Litio permite disfrutar de las ventajas de la bicicleta (ecológicas, prácticas y saludables) evitando ese esfuerzo tan inconveniente.

Diseños de bicicletas eco-responsables

Ha aparecido en los últimos años un sinfín de diseños de bicicletas y modelos de equipamientos tan singulares como éstas:

Faraday Bikes es una empresa de San Francisco formada por ingenieros y diseñadores que hace un lustro creó una elegante una bici de aire retro y de acabados premium en la que, por primera vez, las baterías se ocultaban ingeniosamente en su marco tubular para que la bicicleta continuara siendo tanto estética como funcionalmente una bicicleta. Esta bicicleta de diseño, pesa 18 kilos y está dotada de un motor de 250 w, de frenos de disco y cambio de marchas interno de 8 velocidades.

Velorbis. En países como Dinamarca u Holanda, la bicicleta es el medio de transporte más habitual. En Copenhague, donde se fundó Velobris, un tercio de la población se desplaza habitualmente a pedal. Para el fin de garantizar la más alta calidad los fundadores de Velorbis decidieron que su producción debía situarse en Alemania y que sólo podían contar con proveedores de primer nivel, como SRAM, Archer Sturmen, Van, Bush & Muller o BOMI. Todas las bicicletas clásicas Velorbis están equipadas de serie con sillines de Brooks & Ltd., el prestigioso fabricante británico de sillas de montar. Velobris, conocida por su amplísima colección de bicicletas clásicas de paseo, a las que ha integrado de manera segura y discreta un motor de 250 w para que convertirlas en las más bellas bicicletas eléctricas.

Volt. Fundada en 2008 por los hermanos James y Lyle Metcalfe, Volt es el fabricante de e-bikes líder en Gran Bretaña. Desde sus inicios su objetivo fue crear diseños de bicicletas eléctricas prácticas y estéticas. El modelo Kensington incorpora barterías Li-Pol 36v de Panasonic de de 400 w que le dan una autonomía próxima a los 90 kilómetros. Dispone de 5 niveles diferentes de asistencia. La batería es extraíble y se provee con un cargador capaz de cargarla completamente en menos de 4 horas.

VanMoof. Las bicicletas de esta compañía holandesa se distinguen fácilmente de las demás por el tubo superior de su marco grueso –que se prolonga más allá del manillar para albergar el faro y bajo el sillín– y por sus líneas modernas y minimalistas. Electrified S, su modelo estrella, está dotada de la última tecnología tanto para su funcionamiento, como seguimiento antirrobo, aunque su mayor atractivo es la potencia de su impulso tras presionar el botón Turbo Boost. Ideadas para detectar a los ladrones gracias a su tecnología Touch Unlock, el Bluetooth integrado de las VanMoof, les permite reconocer a su propietario y su sistema de seguimiento permitió recientemente recuperar en Marruecos una bicicleta que había sido robada en Amsterdam.

Vintage Electric. Esta compañía de Santa Clara (California) quiso fusionar la moderna tecnología de las bicicletas eléctricas con el aire retro de las Café Racer o las Scrambler. Dotadas de 5 niveles de asistencia sus Café incorporan una batería extraíble que les permite recorrer hasta 100 kilómetros. La potente batería de litio de 702 vatios de la Scrambler permite obtener el mayor rendimiento tanto en asfalto como en tierra.

Stromer ST1 X. Es una bicicleta de altas prestaciones con un diseño eficiente en el que se funden la tecnología y saber hacer suizo para proporcionar una bici con un sistema eléctrico modular, práctico y perfectamente integrado, con protección antirrobo, geolocalización, visión general de kilómetros recorridos y otras opciones de configuración, accesibles desde el móvil. Con un motor de 800 W es capaz de alcanzar los 45 km/h

Montante Cicli es una compañía fabricante de bicicletas con más de un siglo de historia de un pequeño de Sicilia que en los últimos tiempos se ha especializado en la producción artesanal de las más refinadas y elegantes bicicletas ‘made in Italy’ con accesorios en piel y numerosos detalles. Con el mismo esfuerzo que Monante, transmite la tradición y el saber hacer artesanal en esas bicicletas de diseño, investiga nuevas aportaciones tecnológicas para crear bicis eficientes e-bikes (por el momento, lamentablemente, todavía no ha dotado de motores a las primeras).